La Invención de Morel

lainvenciondemorel
La Invención de Morel
Adolfo Bioy Casares
Editorial: Alianza Editorial
Colección: Libro de Bolsillo nº 3517
Ilustración de cubierta: Faruk Ulay
Primera edición: junio de 2012
Número de páginas: 128
Precio: 8 euros
ISBN: 978-84-206-7273-1
Más info: Adolfo Bioy Casares en Wikipedia
Más info: La Invención de Morel en Wikipedia
Más info: Alianza Editorial

Texto de contraportada:

La invención de Morel narra una extraña historia de amor protagonizada por un hombre y una mujer que viven existencias incompatibles en espacios y tiempos rivales. En ella, el talento de Adolfo Bioy Casares despliega una odisea de prodigios que, si en un primer momento no parecen admitir otra clave que la alucinación o el símbolo, son luego descifrados plenamente mediante un solo postulado fantástico, pero no sobrenatural. A propósito de esta obra Jorge Luis Borges escribió en su día: «He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releído; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta».

Reseña de Jack Moreno:

Un fugitivo anónimo huido de la justicia consigue alcanzar una isla desierta que todos los marinos rehúyen ante el temor de contraer graves enfermedades en su interior. Tras recorrer a pie todo el islote, descubre una serie de construcciones —un museo, una capilla y una pileta de natación— que parecen llevar mucho tiempo en desuso. Dentro del museo encuentra una biblioteca y habitaciones decoradas con materiales de calidad, de gran lujo y belleza.

Son ya más de cien días los que lleva sin observar la presencia de nadie cuando por sorpresa divisa a un grupo de veraneantes que bailan y se bañan en la playa. Con el temor de ser descubierto, detenido y conducido de nuevo al oscuro calabozo de alguna prisión continental, el náufrago decide quedarse en los pantanos del sur y observar a estas extrañas gentes desde la distancia, tomando precauciones para no ser sorprendido.

La mala alimentación, el calor intenso, las mareas y la propia maldición de la isla le hacen temer que la visión de estas personas no sea mas que una alucinación, una percepción espuria de la realidad. Es entonces cuando opta por empezar a redactar un diario riguroso de sus vivencias.

Sus nuevas exploraciones en el museo sólo sirven para confirmar el estado de abandono que sufre todo el edificio. Sin embargo, los veraneantes vuelven a reaparecer todos los días cerca de las colinas, enfrascados en sus mismos juegos y charlas triviales. Entre todos ellos, una enigmática mujer que disfruta contemplando los atardeceres y que llama la atención del prófugo.

Bajo un estado mental de total desesperación y paranoia, el narrador se arma de valor y saluda a la bella Faustine, recibiendo a cambio la más incomprensible indiferencia.

Sumándose a la insensibilidad de sus nuevos vecinos, la naturaleza de la isla también se manifiesta de forma caótica, con mareas de ciclo incomprensible y la presencia imposible de dos soles y dos lunas en el cielo. La situación resulta del todo irreal; no hay explicación para comprender lo que está pasando a su alrededor. Estas visiones comienzan a atormentar su mente hasta el punto de elaborar una serie de posible hipótesis sobre lo que le puede estar ocurriendo —enfermo de peste, capturado y enviado a un manicomio, un muerto que observa a otros muertos— con el fin de no volverse loco.

La invención de Morel es un libro que de forma injusta no suele aparecer en el canon de las mejores novelas de ciencia ficción del pasado siglo veinte. Relegada a otras posiciones, quizás por tratarse de una producción latinoamericana (si asumimos el falso mito de que el género de la ciencia ficción ha sido siempre cosa de americanos y europeos), esta novela es fundamental para todo aquel que se declare lector constante de literatura fantástica.

Pero además de poder encuadrarse dentro del género de la anticipación, La invención de Morel es también un magnífico relato apasionado sobre la ardua consecución de un amor negado, una relación esquiva entre dos personas que pertenecen a diferentes realidades, a distintas dimensiones, a universos incompatibles y que sufren incomunicación.

La angustia del perseguido, la paranoia del injustamente reclamado por la ley, la soledad y la falta de noticias, se transmiten al lector a lo largo de toda la novela creando una atmósfera agobiante que se junta con la insoportable incertidumbre de un entorno duplicado y la imperiosa necesidad de atrapar la verdad oculta, de revelar lo que está sucediendo en escena.

Para cualquier adickto que se precie, resulta tremendamente difícil contenerse y no calificar esta novela como de dickiana. La cuestión es que Adolfo Bioy Casares se adelantó diez años a Philip K. Dick a la hora de plantear algunos de los temas más recurrentes del autor californiano: realidades espurias, duplicidades en el entorno, seres simulacros, la desintegración del tiempo, la materia y el espacio, entre otros.

Sin duda, una obra esencial dentro del género.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficción, Libros, Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a La Invención de Morel

  1. Magnífica reseña, Jack, sobre el libro -fascinante de Bioy Casares-. Me gusta mucho la obra de Adolfo Bioy Casares y este libro en concreto. Un saludo.

  2. Malvona dijo:

    Junto con Dormir al sol, La invención de Morel es una de las mis obras favoritas de Bioy, si pudiésemos elegir entre todas ellas. ¡Fascinante!
    En Argentina nunca vimos esa edición, ni el diseño de portada que nos mostrás. ¡Qué interesante conocer otras versiones!
    Gracias por tu gran reseña Jack

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Malvona.
      Alianza Editorial está sacando nuevas ediciones de algunos de sus autores más conocidos. También hay una nueva tirada de los Lem muy interesante.

  3. Nickrar dijo:

    No conocía ni el autor ni la obra, pero me ha llamado la atención. La verdad es que me gustaría leer este libro, la temática y el argumento suenan… apetecibles.
    ¡Saludos!

  4. Una gran novela y una estupenda reseña de ella. Ya la había leído hace tiempo…

  5. Comentas que Bioy Casares se anticipó de alguna manera a PKD, no sólo eso, incluso su amigo Jorge Luis Borges se “anticipó” al concepto de PKD o de Rod Serling (The Twilight Zone) en varios de sus cuentos (“la serie” solía llamarle Borges a sus libros Ficciones y El Aleph).

  6. Muy interesante entrada.
    Lo que no sabia yo es que tambien hay una pelicula (Disculpad este teclado aleman no tiene acentos)

    http://es.wikipedia.org/wiki/La_invenci%C3%B3n_de_Morel_%28pel%C3%ADcula%29
    Alguien la ha visto ?
    Hace tiempo que no leo nada de Bioy, tendre que releer la invencion, Bioy y Borges sin duda son dos de los mas grandes escritores Argentinos-

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Martin.
      No sabía de esta adaptación. Sí había leído que la serie Lost tomó prestado varios puntos de la novela.
      Tu comentario es interesante. Muchas gracias por tu aportación.

  7. Alejandra dijo:

    Este año lo leeremos con mis alumnos de secundaria en la clase de Literatura, espero que les guste como me gustó a mi cuando lo leí. Muy buena la reseña.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Alejandra.
      Te felicito por la elección de esta novela para tus clases de secundaria. Soy de la opinión de “envenenar” a los jóvenes con buena literatura lo más temprano posible. El fantástico es uno de los géneros adecuados para los que se inician en la lectura. Bien hecho.

  8. Elena dijo:

    Me uno a todos los que has conseguido despertar la curiosidad por esta novela…. una más pendiente para la lista. Sí, me has “envenenado”, como bien dices.
    Saludos.

  9. Jolan dijo:

    Es lo único que he leído de Bioy Casares, pero la verdad es que me gustó mucho. Tengo que tantear alguna obra más de este autor, y también de Borges, claro! ¿Recomiendas alguna en particular que se acerque también al fantástico / ci-fi?
    Saludos.

  10. maitevalle dijo:

    Voy algo tarde, lo sé, pero aquí se presenta una más que ha leído este libro. :)
    Aprovecho para darte las gracias por asomarte a mi blog de pacotilla.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s