La palabra más larga del mundo (¡190.000 letras!)

En este post os reseño las palabras más largas del mundo. Se trata de palabras reales, ya sean términos científicos, topónimos o palabras comunes, reconocidas por las instituciones lingüísticas oficiales de cada país.

En idioma castellano, la palabra más larga que aparece en el diccionario de la RAE es «electroencefalografista», con un total de 23 letras. Le siguen de cerca estas otras: esternocleidomastoideo, electroencefalografía, electroencefalograma, otorrinolaringólogo, electrocardiograma, paralelepípedo y electrodoméstico.

En euskera, la palabra más larga es el topónimo «Azpilicuetagaraycosaroyarenberecolarrea», que significa «el corral alto en el campo bajo de Azpilicueta». Se trata de un barrio perteneciente al municipio de Baztán, localizado en la provincia de Navarra.

En catalán, la palabra más larga es «anticonstitucionalment».

En idioma italiano, las palabras más largas conocidas son «precipitevolissimevolmente» y el neologismo «psiconeuroendocrinoimmunologia».

En idioma francés, la palabra más larga reconocida por la l’Académie Française es «anticonstitutionnellement», con un total de 25 letras. En el año 2021, también se incorporó la palabra «intergouvernementalisations», con 27 letras. Sin embrago, y aunque no suele aparecer en los diccionarios franceses, la más larga parece ser «hippopotomonstrosesquippedaliophobie», que significa fobia a las palabras largas.

En idioma inglés, la palabra más larga es «pneumonoultramicroscopicsilicovolcanoconiosis», con un total de 45 letras. Por su parte, el Oxford English Dictionary recoge la palabra «pseudopseudohypoparathyroidism». Otro vocablo anglosajón especialmente largo es «anti­dis­establishment­arian­ism».

En islandés, una de las palabras más largas y complejas de pronunciar es el nombre del volcán que hizo erupción en 2010: el Eyjafjallajökull. Pero es el término «vaðlaheiðarvegavinnuverkfærageymsluskúraútidyralyklakippuhringur» el más largo en este idioma, con 64 letras, significando «llavero para la llave exterior de los trabajadores de la carretera del páramo llamado Vaðlaheiði».

No obstante, la PALABRA MÁS LARGA DEL MUNDO es el nombre químico completo de la proteína Titina, con un total de 189.819 letras.

El ruso Dmitry Golubovskiy se atrevió a pronunciarla entera. Para ello necesitó un total de tres horas y media.

Podéis consular (y leer…) esta palabra aquí.