Banquete fúnebre por Karlovy Vary

Huso Editorial presenta la novela Banquete fúnebre por Karlovy Vary del popular y premiado novelista y traductor checo Miloš Urban.

En la terraza de un hotel, una mujer desgarra con los dientes a un hombre a quien no conoce y luego se suicida saltando al vacío. En un campo de golf, un hombre mata a una mujer embarazada con su propio palo, muerde y come sus senos, y más tarde se lanza entre las ruedas de un automóvil.

Después de mucho tiempo ausente, el escritor de thrillers Julián Urídil regresa a su ciudad natal, el balneario checo Karlovy Vary. Debe ayudar a la policía a resolver, off the record, esos dos crímenes ocurridos en extrañas circunstancias, y que amenazan con alejar a los turistas de la ciudad balneario. A cambio, podrá usar esa trama en su próxima novela de ficción.

Portada de Banquete fúnebre

Pero Julián no será un detective al uso. Al tiempo que su regreso le hace revivir un pasado que creyó haber enterrado al marcharse de allí, mientras investiga, él mismo se verá involucrado (como testigo, como víctima potencial e incluso como fallido victimario) en los nuevos crímenes ocurridos tras su llegada al balneario.

Y aclarar el enigma se convertirá para él en una cuestión de supervivencia.

En Banquete fúnebre por Karlovy Vary (Huso Editorial, 2020), con el lenguaje urbano y refinado al que tiene acostumbrados a sus lectores, Milos Urban retrata el ambiente decadente y sombrío de una ciudad de Karlovy Vary otoñal que sirve de escenario a las inverosímiles situaciones en las que el protagonista se verá envuelto.

Descripciones que van de lo sublime a lo grotesco, escenas de violencia extrema descritas con crudeza, canibalismo, infanticidio, lecciones de matemáticas y química, autoanálisis, deportes extremos, sexo y drogas conforman el coctel explosivo de esta novela que mantendrá al lector en vilo hasta la sorprendente resolución del misterio.

Fotografía de Milos Urban
Milos Urban

Miloš Urban (1967) es uno de los escritores checos más traducidos, entre sus obras destacan: Las siete iglesias (1999), El mago del agua (2001), La sombra de la catedral (2003), Michaela (2004), La lengua de Santini (2005), Boletus Arcanus (2011), Praga Piccola (2012), Urbo Kune (2015) y The Shutter (2017), entre otros.

Las novelas La lengua de Santini y El mago del agua han sido llevadas al cine, y la segunda ganó el premio literario checo más importante, Magnesia Litera (2012). La novela Las siete iglesias, escrita en el espíritu de las novelas góticas y cuentos de terror, ha vendido decenas de miles de copias y se tradujo a veinte idiomas.

Huso publicó en 2019 la versión española de su novela de 2014 Prišel z more (Llegó del mar).

La perfecta casualidad de seguir con vida

El sello Huso Editorial presenta el volumen La perfecta casualidad de seguir con vida de la periodista y escritora argentina Luciana Prodan.

La empresa madrileña anuncia una obra llamada a convertirse en referencia para los amantes del cuento. En dieciséis historias la escritora nos abre las puertas a temas como el abandono, el amor, la enfermedad, la muerte y la locura.

No es fácil escribir literatura de alto vuelo desde la pasión, y es todavía más difícil que los lectores puedan sentirla entre las palabras. En La perfecta casualidad de seguir con vida, la escritora argentina Luciana Prodan alcanza ambos cometidos.

Esta autora parece haber absorbido aquella afirmación de Julio Cortázar: «El cuento hay que ganarlo por nocaut». Y es que Prodan escribe con la contundencia de una desesperada que necesita contar historias, convencida de que al otro lado la espera un lector también urgido de emociones.

Portada de La perfecta casualidad de seguir con vida

Sus relatos, siempre escritos en primera persona, exasperan la carne, el estómago, el pecho, como si el libro en su conjunto fuera un torrente de sangre destinado a estremecer todo el cuerpo. «Corazonada», «La loca de la tijera», «Las muñecas no saben llorar», «El cuaderno que habla», «El milagro de no ser» y «Ángel negro» son algunas de las historias que Luciana Prodan nos cuenta desde la piel, comunicando vivencias, claves e intimidades.

La perfecta casualidad de seguir con vida conjuga pasión con una certera escenificación de la vida cotidiana, donde la incomprensión, el abandono, el amor, la enfermedad, la muerte y la locura son algunos de los protagonistas, grandes temas literarios tratados con la minuciosidad de una observadora de la experiencia humana. En dieciséis historias, la escritora aborda los temas de siempre, pero desde una voz diferente que pareciera hablar muy cerca de nosotros. La identidad que recorre cada título surge de alguien que parece conocernos, un yo que ha cobrado vida en las palabras.

En el prólogo de la escritora Marifé Santiago Bolaños argumenta que «La perfecta casualidad de seguir con vida es un libro tejido con páginas-puertas y pesadillas cotidianas que, sin embargo, desvelan el territorio ruinoso de la generosidad. Las mujeres sabemos que en esas ruinas aguarda la imparable rebelión, la más valiosa porque no espera heroicidad, sino justicia». Mientras que en el prólogo de Juan Laborda este afirma que «los relatos de Luciana Prodan son de una apariencia cotidiana, pero en ellos habita el abismo, el desgarro de un dolor inesperado”.

Portada de Luciana Prodan
Luciana Prodan

Sus protagonistas —en gran parte mujeres— son personas acorraladas por la soledad, el dolor y el abandono, y llevan consigo una sensibilidad al borde de la agonía, he aquí, quizá, la mayor virtud de esta escritora: saber trasladarnos a los extremos. Mucho se ha comparado la literatura con un combate donde el lector se enfrenta a los conflictos de la existencia. La lectura de este libro equivale a participar en una batalla contra uno mismo y ganar. O no. Habrá que recorrer sus páginas como quien lucha en un cuadrilátero, ese es el reto para el ávido amante de la literatura que busca ser sorprendido.

El libro, que tiene 170 páginas y sale a un precio de 16 euros, estará disponible en las librerías a mediados de septiembre.

El lento adiós de los tranvías

El sello madrileño Huso Editorial anunció recientemente la reedición de la novela El lento adiós de los tranvías de Manuel Rico en un volumen que ha sido revisado y actualizado por el propio autor.

Este libro cuenta con una introducción de José María Merino.
La imagen de cubierta es obra de Fernando Garcia del Real.

El lento adiós de los tranvías, novela que apareció en su primera edición en 1992, es la historia de una apasionada búsqueda. Un joven estudioso de viejos periódicos locales intenta dar con el paradero de un artista desaparecido en la posguerra y del que tan solo tiene difusas noticias de mucho tiempo atrás.

Son los años finales de la década de los sesenta en el Madrid gris y desarrollista del franquismo. Con el autor, nos adentramos en una ciudad en la que la vida discurre entre la realidad oficial, el conformismo y el mundo de la oposición clandestina.

El azaroso proceso de investigación se ve cruzado por esa realidad contradictoria, nutrida de sueños, miedos, entusiasmos y deserciones. Estamos ante una rigurosa novela que sumerge al lector en un mundo inquietante: los últimos tranvías de Madrid, el deterioro de la vieja Ciudad Lineal, la incierta geografía de una ciudad cambiante, moviéndose entre un pasado provinciano y una vocación cosmopolita.

Estamos, pues, ante una ambiciosa penetración en una parcela de nuestra memoria colectiva, ante una inmersión en la vida cotidiana del franquismo. Con esta novela, Manuel Rico, dueño de una prosa rica y precisa a la vez, llena de registros y no exenta de despuntes líricos, puso de relieve que es dueño de un universo propio, cruzado por no pocas preocupaciones existenciales.

Para esta edición, Manuel Rico ha sometido El lento adiós de los tranvías a una profunda y exigente revisión de tal modo que el lector está, en el fondo, ante una obra renovada y viva, rigurosamente actual, que enlaza con los impulsos que en la cultura y en la sociedad española apuestan contra el olvido y la desmemoria. Una novela necesaria.

Portada de El lento adiós de los tranvías

Según Manuel Rico el país que describe en su novela El lento adiós de los tranvías “Era una España en blanco y negro en la que de vez en cuando surgía un destello de color: en 1965 actuaron Los Beatles en Las Ventas, Marsé o los Goytisolo llegaron a burlar a la censura con sus primeras novelas, la televisión, pese a su condición de órgano de propaganda, comenzaba a cambiar”.

Sin embargo, el narrador y poeta admite que aquella era una España triste y llena de prohibiciones. Un país en el que se torturaba y en el que la iglesia marcaba las costumbres de las personas. Dice Rico que “leíamos todavía libros que encontrábamos en la trastienda de las librerías, libros de Losada firmados por Alberti, Neruda, García Lorca”.

En 1966 Madrid era una ciudad con muchas líneas de tranvía; sin embargo, muy al contrario de lo que sucedió en otras ciudades europeas, aquí desaparecieron. En la novela de Manuel Rico el tranvía se convierte en un mecanismo que lleva a Mano Ojeda a su oficina, que preside los movimientos del resto de los protagonistas, que recorre las calles comerciales, las avenidas, que lleva a los estudiantes a la Universidad.

El tranvía enlaza aspectos vitales de la vida de los personajes, como en efecto fue parte clave en la vida cotidiana de las personas. El Nobel Claude Simon publicó una novela, titulada El tranvía, en la que ese medio de transporte era convertido en depositario de su memoria infantil y adolescente; asegura Manuel Rico que a él se le ocurrió algo parecido. En el tiempo que trascurre su novela, seis o siete años, se van levantando las líneas de tranvías. Dice Rico que “Fue un lento adiós…. En los años en que el Régimen quiso mostrar otra cara sin dejar de ser dictadura”.

El lento adiós de los tranvías integra varias ambiciones argumentales a la vez. La reedición de esta novela no solo nos permite la recuperación de un excelente texto narrativo, sino que nos sirve también para considerar el nivel de calidad del género cuando ya la democracia se había asentado entre nosotros.

Huso Editorial, galardonada con el Premio Chamán

Huso Editorial y Ediciones Cumbres, ambos sellos pertenecientes al grupo español Bastet, Arte y Cultura, han obtenido el Premio Iberoamericano Chamán de Comunicación, Cultura, Oralidad 2020, por su alta contribución a la cultura universal.

Este reconocimiento lo otorga la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica, desde 1989, que dirige el prestigioso escritor Francisco Garzón Céspedes, conjuntamente con el criterio de un jurado internacional que cada año se nombra.

En cuatro años Huso Editorial se ha convertido en un sello referente de la narrativa internacional; reconocido por su exigente catálogo y un diseño artístico que marca una importante diferencia.

Huso ha logrado sumar literatura latinoamericana, española y checa, siempre ampliando su geografía literaria. Mientras que Ediciones Cumbres es la editorial especializada en artes escénicas por excelencia. Ediciones Cumbres representa, hoy por hoy, la fuente obligada de artistas y amantes del teatro, la danza, la opera y todo arte en movimiento.

Las dos editoriales fueron fundadas por la reconocida intelectual y gestora cultural Mayda Bustamante.

Portada de Mayda Bustamante