60 ejemplos de palabras de consuelo

En este post os dejo una lista de palabras de consuelo. Ejemplos variados de frases de consuelo, frases de aliento y de serenamiento ante situaciones adversas sobre las que nada se puede hacer. Ejemplos de expresiones y refranes de consuelo. Paremias de consuelo y esperanza.

Palabras de consuelo con las que iniciar un discurso:

Más se perdió en la guerra.
Más se perdió en Cuba.
Hay que hacer de tripas corazón y reponerse.
Tras la caída solo queda levantarse y volver a caminar.

Con la frente levantada, encara siempre la adversidad.
Afronta la realidad, ponte en pie y sigue luchando.

Lo hecho, hecho está.
A lo hecho, pecho.
A lo hecho pecho, y al porvenir valor.

El muerto al hoyo y el vivo al bollo.
Váyase el muerto a la sepultura y el vivo a la hogaza.

De nada sirve lamentarse.
Agua pasada no mueve molino.
Canta la rana, y no tiene pelo ni lana.
Siempre que llueve escampa.

A grandes males, grandes remedios.
A lo más oscuro amanece Dios.
Después de la tempestad, viene la calma.
El tiempo, todo lo cura.

Mañana será otro día.
No hay mal que cien años dure.
No hay mal que por bien no venga.
No hay mal que por bien no venga, ni bien que su mal no tenga.
No hay nublado que dure un año.

Nos quedará siempre su recuerdo.
Guardaré en mi memoria sus sabias palabras.
Fue un ejemplo para todos nosotros.
El mejor homenaje que podemos hacerle es recordarlo.

No hay palabras para expresar mi tristeza.
Cuentas con nuestra ayuda para superar estas dificultades.
No abandones la esperanza; no está todo perdido.
La esperanza es lo último que se pierde.

Compartimos y hacemos nuestra vuestra tristeza.
Vuestro dolor es nuestro dolor.
Como hermanos que somos, hacemos nuestra vuestras penas.
Desde la distancia, compartimos vuestro pesar.

En estos momentos de infortunio, tenemos que ser fuertes.
Toca levantarse y volver a luchar en el frente.
Rendirse no vale de nada.

De poco valen las palabras ahora; toca volver a levantarse.
Sobran las palabras ante tanta desolación.
Unámonos ante la adversidad y salgamos de esta tormenta.
Frente a la desesperanza, la fraternidad de los pueblos.

Hay que dejar atrás el llanto y sobreponerse.
Nuestras lágrimas crearán un río de esperanza y resurgimiento.

En este momentos tan difíciles, cuanta con todo mi apoyo.
Mi hogar está abierto para ti en estos días de duelo y dolor.
En mi abrazo hallarás el consuelo a todos tus males.

Es el momento de la reconstrucción, del renacer.
Como el ave fénix, resurgiremos de nuestras cenizas.
Toca remangarse y luchar codo con codo.

Su marcha será irremplazable, pero su recuerdo persistirá.
Se ha ido para siempre, pero quedará en nuestros corazones.

Nos consuela saber que descansa en paz tras tanto sufrir.
Su lucha no ha sido en balde; fue un ejemplo para todos nosotros.
Nos consuela saber que otros seguirán con su obra.
Su legado perdurará por los tiempos de los tiempos.

Ha muerto el hombre, pero nos queda su obra atemporal y única.
Antes de irse nos lego una obra grandiosa que le hará inmortal.