Cómo ahorrar luz con nuestro PC

En este post os presento una selección de dieciocho trucos para reducir el consumo eléctrico de nuestros ordenadores y así ahorrar un poco de dinero en la factura de la luz. Con estos procedimientos podremos ahorrar energía eléctrica disminuyendo entre un 30% y un 40% el gasto en electricidad de nuestros Pcs.

1. Desactivar el protector de pantalla.

Si lo que buscamos es ahorrar energía y recursos, la mejor opción es desactivar el protector de pantalla. Con esta medida conseguimos que la tarjeta gráfica no tenga que trabajar para recrear la animación del protector de pantalla. Esta medida debe realizarse en combinación con el apagado de monitor si no hay actividad. Para desactivar el protector de pantalla vamos a Inicio y pinchamos en Panel de Control. Ahí seleccionamos la opción de Pantalla. Accedemos a la pestaña de Protector de Pantalla y marcamos (Ninguno) en el desplegable de protector de pantalla.

2. Apagado de monitor y discos duros si no hay actividad.

Trascurrido cierto tiempo de inactividad de nuestro PC, podemos solicitar al sistema el apagado del monitor, que pasa a estado stand-by, lo que supone un cierto ahorro en energía. De esta forma, desde Inicio vamos al Panel de Control y seleccionamos Opciones de Energía. En la pestaña de Combinaciones de energía seleccionamos el Apagado del Monitor tras 5 minutos, por ejemplo. También aquí podemos optar por las opciones de Apagado de los Discos Duros y Pasar a Inactividad, también tras 5 minutos.

3. Limpieza interna del PC con un compresor de aire.

Cuando los ventiladores del procesador y de la fuente de alimentación quedan cubiertos y atascados por polvo y suciedad se vuelven menos eficientes, de forma que tienen que girar a más revoluciones para lograr la misma efectividad que si estuvieran limpios, lo que supone un mayor consumo de energía, a la vez que un mayor volumen de ruido y vibraciones. Mantener limpio el interior de nuestros PCs es fundamental por lo que es muy recomendable abrirlos y limpiarlos al menos un par de veces al año. Si tenemos la opción, mejor realizar la operación con un compresor de aire que con un aspirador.

4. Apagar periféricos al terminar de usar el PC.

Cuando termines de usar tu PC, recuerda apagar la impresora, altavoces, discos duros externos, etc. Siempre es mejor un apagado completo que dejarlos en modo stand-by. Usa una regleta de enchufes.

5. Apagar periféricos inalámbricos al terminar de usar el PC.

Los teclados y ratones inalámbricos utilizan pilas. Recuerda apagarlos al terminar tu sesión de trabajo con el PC.

6. Usa regletas eléctricas con interruptor.

Es mejor enchufar el monitor, la CPU y cualquier otro periférico a una misma regleta que tenga interruptor de encendido y apagado. Al terminar de usar nuestro PC, debemos optar por pulsar el interruptor de desconexión apagando completamente los equipos y evitando el modo stand-by (el modo stand-by puede llegar a consumir hasta un 8% de energía). Mejor utilizar regletas eléctricas protegidas contra sobrecalentamiento y capaces de resistir subidas de tensión.

7. Seleccionar en la BIOS un modo de trabajo de bajo consumo.

Si somos usuarios medios de PC, podemos utilizar el ordenador a un nivel de rendimiento bajo, lo que supone un menor consumo de energía. La mayoría de las BIOS modernas permiten configurar el rendimiento de la CPU. Mejor optar por un modo de ahorro de energía.

8. Tarjetas gráficas.

Las tarjetas gráficas son grandes consumidoras de energía. Algunas de ellas incluso requieren alimentación propia. Así pues, si no usamos nuestro PC para jugar ni para mover gráficos 3D complejos (autocad, etc.) podemos valorar la opción de retirar la tarjeta gráfica y utilizar la entrada de vídeo que viene integrada en la placa madre. Esto supone, lógicamente, una bajada en el rendimiento gráfico del PC pero también un ahorro considerable de energía. Lo dicho: si no eres un “gamer” exigente y usas el ordenador para escribir y navegar por Internet, mejor retira la tarjeta gráfica y usa la que viene integrada en la placa madre.

9. Regular los ajustes de brillo del monitor.

Revisa los ajustes de brillo y color de tu monitor. Unos valores altos en la luminosidad suponen un mayor consumo de energía. Tampoco es bueno usar valores muy bajos que te supongan un cansancio innecesario para la vista.

10. Usar fondos de pantalla oscuros.

Cuanto más claros sean los fondos de pantalla, más alto es el consumo de energía. Mejor no abusar mucho de los fondos blancos.

11. Monitores CRT.

Si todavía usas un monitor de tubo o CRT, tíralo en un punto limpio y cámbiate a una pantalla plana. Las pantallas planas consumen de media mucha menos energía que los CRT.

12. Desactivar el Index Server.

El servicio Index Server sirve para crear un índice de los contenidos del disco duro que permite después acelerar las búsquedas. Si está activado, tal y como viene por defecto, el disco duro empieza a girar solo e indizar en los momentos de inactividad, lo que supone un consumo de recursos y energía considerables. Se puede desactivar este servicio. Para ello desde Inicio vamos a Mi PC y en la unidad C: de nuestro disco duro pinchamos con el botón derecho del ratón y seleccionamos Propiedades. En la parte inferior de la pestaña de General desmarcamos Permitir a Index Server indizar el disco para acelerar la búsqueda.

13. Desactivar los efectos visuales.

En las opciones de rendimiento de Windows podemos optar por personalizar los efectos visuales de nuestro sistema operativo. La mejor opción para ahorrar recursos gráficos y energía es desmarcar todas las animaciones de ventanas emergentes, desplazamientos de cuadros, sombras, etc. Podemos desmarcar todas las opciones excepto la de “suavizar bordes para las fuentes de pantalla”. Para ello desde Inicio pinchamos con el botón derecho del ratón en Mi PC y seleccionamos Propiedades. Ya en Propiedades de sistema seleccionamos la pestaña de Opciones avanzadas y pinchamos en Configuración y Rendimiento. En la pestaña de Efectos visuales marcamos personalizar y seleccionamos sólo la opción de suavizar bordes para las fuentes de pantalla. El resto de efectos los dejamos desmarcados.

14. Usar equipo portátil.

Los PCs portátiles consumen mucha menos energía que los fijos de sobremesa. Si buscamos ahorrar en el consumo eléctrico, mejor usar un equipo portátil o una tableta en vez de un PC de sobremesa.

15. Cuándo apagar el PC por completo.

Si vas a estar más de una hora sin usar el equipo, vale la pena optar por un apagado completo del PC. Si el periodo de inactividad va a ser inferior, puedes mantenerlo encendido y dejar que entre en modo de inactividad (punto 2).

16. Wi-Fi y Bluetooth.

Si te conectas a Internet usando un cable de red (RJ-45), recuerda desactivar la opción de Wi-Fi en tu PC. Haz lo mismo si no vas a utilizar dispositivos Bluetooth. Si no las usas, desactiva tus conexiones inalámbricas.

17. Descargas.

Algunos usuarios optan por dejar encendido el PC toda la noche para poder así descargar grandes contenidos de la red en un periodo de tiempo relativamente reducido. Si lo que queremos es ahorrar energía, es mucho mejor descargar nuestros contenidos de la red en segundo plano mientras realizamos otras actividades con el PC, aunque esto nos suponga demorar un poco más la descarga completa del contenido. Otra opción interesante es utilizar un dispositivo de almacenamiento NAS para gestionar las descargas de contenidos.

18. Cerrar programas que ya no usamos.

Siempre buscando un ahorro energético y de recursos, es conveniente cerrar los programas que ya no vamos a usar e intentar reducir el número de aplicaciones abiertas.

2 pensamientos en “Cómo ahorrar luz con nuestro PC

Escribe tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s