Lágrimas negras de Brin

El escritor Nicholas Avedon acaba de presentar su nuevo libro de scifi Lágrimas negras de Brin, continuación de su novela 11,4 sueños luz.

Dos años antes de la historia narrada en «11,4 sueños luz», y a caballo entre la ciencia ficción, la fantasía y el thriller distópico, aparece Grimm, un misterioso personaje, capaz de cambiar el destino de la nave-colonia Veluss M2210 con destino a las estrellas.

Los viejos túneles de la ciudad de Rotterdam alumbran el despertar adolescente de una joven alma atormentada. Mientras, muy lejos de allí, una mujer madura enseña a un desconocido sin pasado el valor de la vida. En París, Ariel de Santos, un director de arte de fama mundial, conoce a la que será la mujer que le haga dejar todo por amor, embarcándose en un viaje sin retorno a las estrellas, dejando detrás muertes y mentiras.

Tres historias de amor en tres mundos diferentes. Huyendo de los géneros literarios clásicos y sumergiéndonos en el alma humana, el principio del siglo XXIII no puede ser más desolador y a la vez más fascinante.

La narración comienza dos años antes de que lo haga «11,4 sueños luz», y continúa la historia justo donde terminó ésta. Aun así, su lectura independiente ofrecerá al lector muchas más sorpresas que si conociera la historia desde el principio. Después de todo, ¿existe algún principio para las historias con personajes como éstos?

Portada de Lágrimas negras de Brin

Anuncios