Una mirada a la oscuridad

Portada de Una mirada a la oscuridad

Ediciones Minotauro anuncia para los primeros días del próximo mes de junio la reedición, dentro de su colección Bibliotecas de Autor, de la novela Una mirada a la oscuridad del maestro Philip K. Dick.

El volumen tiene 336 páginas, se edita a un precio de 12,95 euros y cuenta con una traducción a cargo de Estela Gutiérrez Torres.

Policías y criminales han sido siempre las dos caras de una misma moneda, pero ningún novelista ha sabido explorar esta perversa simbiosis como Philip K. Dick. Fred es el agente de policía encargado de investigar y detener a Bob Arctor, peligroso traficante de la adictiva y letal Sustancia D.

Para ello Fred se adentra en un mundo donde resulta difícil diferenciar la realidad de los sueños y se sumerge en un juego perverso con Bob, en el que será a la vez cazador y presa, hasta que la pesadilla culmina con un sorprendente enfrentamiento final entre el policía y el traficante.

Cáusticamente divertida e inquietantemente certera en la descripción de yonquis, colgados, traficantes, buscavidas y policías, quizás sea la novela sobre drogas más desconcertante jamás escrita. El director Richard Linklater la llevó a la gran pantalla en 2006.

Sobre la portada: Los protagonistas son las drogas y la paranoia, así que se escogió como motivo central la flor azul de donde se extrae la Sustancia, la droga que consumen los yonkies de la novela. En el centro de la flor está ubicado un artefacto con un ojo que remite a las cámaras de vigilancia que utiliza el policía infiltrado y adicto a la sustancia donde se observa a si mismo haciendo que olvide su propia identidad.