Archivo de la etiqueta: Gabriel García Márquez

Los capítulos olvidados de Cien años de soledad

El diario El País publica un interesante artículo de Álvaro Santana Acuña en el que relata las serias dudas que Gabriel García Márquez experimentó meses antes de publicar Cien años de soledad respecto a la calidad de su obra. Preocupado por la respuesta del público, decidió adelantar varios capítulos antes incluso de terminar la novela para evaluar las sensaciones de los lectores.

El artículo también relata algunos de los muchos cambios y correcciones realizadas en el manuscrito comparando las versiones aparecidas en prensa con el texto final que publicó la Editorial Sudamericana el día 30 de mayo de 1967.

Sigue leyendo

Anuncios

20 mejores libros de Gabriel García Márquez

Selección de las veinte mejores novelas de Gabriel García Márquez. Los principales libros y cuentos del premio Nobel colombiano, autor de la gran novela Cien Años de Soledad.

Sigue leyendo

100 mejores novelas en castellano

En marzo de 2007, la publicación colombiana Semana elaboró un interesante canon literario de las 100 mejores novelas en español de los últimos 25 años (1982-2007) tras pasar una encuesta a ochenta escritores, críticos, editores, profesores y periodistas culturales de América Latina y España durante el transcurso del pasado IV Congreso Internacional de la Lengua Española en Cartagena de Indias.

Sigue leyendo

10 grandes traductores de la ciencia ficción

Este post quiere ser un reconocimiento sincero al trabajo de traducción que lleva a cabo un puñado de grandes escritores profesionales y que nos permite a nosotros, aficionados a la ciencia ficción, poder disfrutar en nuestra lengua de una gran parte de la producción literaria que genera este tipo de narrativa. Sin su talento y esfuerzo no tendríamos más remedio que leer las obras en sus idiomas originales, algo que no está al alcance de todos.

Traducir bien una novela de género fantástico no es fácil. Los traductores, además de lo complicado de su tarea, tienen que afrontar también, en muchas ocasiones, las críticas sañudas de lectores puntillosos, plazos estrictos de entrega, remuneraciones escasas y morosas, imposiciones de correctores de estilo, anonimato y falta de reconocimiento, largas horas de trabajo en solitario…

En definitiva, un trabajo ingrato que se hace por pura pasión.
Desde aquí, mi agradecimiento a todos ellos por su pasión.

Sigue leyendo