Me llaman Big

El sello madrileño Huso Editorial presenta a mediados de este mes de enero el volumen Me llaman Big del escritor venezolano Víctor Vegas.

Londres, Berlín, San Salvador, Kigali, Pekín, Sarajevo, Asunción de Popayán, Bagdad… ¿Qué tienen en común estas ciudades? Quizá que en algún momento de sus historias todas han sido víctimas de atentados, bombardeos, asedios o, en mayor o menor medida, todas han sufrido los perturbadores rigores de la guerra.

Pero también son ciudades por las que ha transitado Zbigniew Czajka —o Big, como se le conoce a lo largo y ancho del orbe gracias a su nombre artístico—, el tenaz e incansable protagonista de esta novela, un mimo trotamundos que va saltando de guerra en guerra con el propósito de llevar un poco de alegría a los niños que sobreviven bajo el fuego cruzado de conflictos bélicos.

A través de los testimonios de más de una veintena de personajes, el lector de Me llaman Big seguirá los pasos de su protagonista durante el trascurso de siete décadas y se sumergirá en siete emblemáticas guerras de los siglos XX y XXI.

Sin embargo, no todo será horror, ruido o muerte, también habrá tiempo y espacio para la risa, la solidaridad y la belleza, porque no todo está perdido mientras un grupo de niños juegue en el rincón más apartado, triste y hostil del planeta.

Continuar leyendo «Me llaman Big»

La naturaleza de las cosas

El sello Ediciones Carena acaba de publicar La naturaleza de las cosas de Víctor Vegas. Esta antología se presentará en la librería Juan Rulfo de Madrid el próximo martes 13 de marzo, a las 19:00 horas. El autor conversará con el también escritor Jorge Freire.

En la dinámica de grandes narradores que han entendido la literatura como un juego, Vegas presenta un compendio de relatos que escapan de cualquier clasificación. Tanto en forma como en fondo estamos ante un libro distinto, no en vano el narrador convierte al lector en cómplice de su obsesiva relación con los objetos.

En la tapa se le advierte al lector que “La naturaleza de las cosas no es un libro de cuentos al uso”. Y mucho de cierto hay en tal afirmación, ya que desde el inicio del primer relato el autor se encarga de dejar en el lector la base de sus intenciones: “Vengo a engrosar la lista del selecto grupo de escritores excéntricos que detesta usar en sus textos los signos de puntuación. Aclaro que no se trata de una actitud de rebeldía o por mera condición de excéntrico. Nada más apartado de mis intereses y naturaleza. Se trata más bien, debo reconocerlo, de dar acuse de recibo a un sentido insoslayablemente estético”.

Continuar leyendo «La naturaleza de las cosas»