El tesoro de Sierra Madre

El tesoro de Sierra Madre
El tesoro de Sierra Madre
B. Traven
Editorial: Acantilado
Colección: Narrativa del Acantilado nº 154
Traducción: Esperanza López Mateos
Primera edición: abril de 2009
Número de páginas: 352
Precio: 22 euros
ISBN: 978-84-92649-03-7
Formato: 13 x 21 cm.
Encuadernación: rústica con solapas
Más info: Editorial Acantilado
Más info: El tesoro de Sierra Madre
Más info: El tesoro de Sierra Madre

Texto de contraportada:

El enigma que siempre envolvió la personalidad de B.Traven ha ido a menudo unido a la fascinación que han creado sus obras. El barco de los muertos (de próxima aparición en esta misma editorial) y El tesoro de Sierra Madre, que hoy presentamos, entre otras, alimentaron la leyenda de un luchador por los derechos de los más débiles y enemigo de la injusticia. En ella se nos narran las aventuras de tres norteamericanos sin dinero ni trabajo en busca de oro en una mina de Sierra Madre. Alegato contra la ambición y sus consecuencias, la novela adquiere una enorme tensión dramática. Llevada al cine por John Huston con gran éxito, el lector encontrará hoy en sus páginas la frescura que le hizo ganar miles de lectores en su día.

Reseña de Jack Moreno:

Sin trabajo y sin esperanza alguna, Dobbs se encuentra atrapado en lo más profundo de México, mendigando por las calles una limosna a compatriotas americanos con más suerte. Por las noches se retira a descansar al Oso Negro, un hotelucho para personas sin recursos que alquila catres sucios desparramados dentro de barracas inmundas. Personas de todos los oficios y condiciones comparten allí sus penas y sus sueños mientras esperan una oportunidad para embarcarse en un buque mercante que les lleve lejos o bien para trabajar en el negocio del petróleo por un salario de miseria. Las grandes fortunas de los magnates del crudo contrastan con las penurias que soporta Dobbs y sus compañeros. Cansados de las insoportables jornadas de trabajo en los pozos, Dobbs y Curtin deciden un nuevo destino en sus vidas. Uno de color dorado.

Son muchas las historias que circulan sobre buscadores de oro y cómo este metal hace cambiar el carácter de las personas, transformándolas en seres avariciosos, desconfiados y tremebundos. La empresa se presenta complicada: ¿cuánto oro será el suficiente?

Escuchan el relato de la perdida mina de Agua Verde y su maldición, un rico yacimiento descubierto por los españoles y destruido poco después por los indios. A pesar de las terribles historias, Dobbs, Curtin y Howard consiguen reunir algo de dinero y se lanzan a la aventura.

Las excavaciones y el lavado de la arena resultan ser un quehacer todavía más duro que la extracción del crudo en los pozos de petroleo, pero su firme determinación en lograr el éxito les anima a seguir con su misión. Así, de esclavos del hambre pasan a ser esclavos de la propiedad. Su sociedad y su nueva relación laboral terminan también con la amistad entre ellos. Las discusiones y la desconfianza se asientan en la mina cuando hace su aparición Lacaud, otro americano buscavidas que pretende unirse al grupo.

En este punto de la novela Traven deja en suspenso a la dispar y tensa cuadrilla de buscadores de oro y se centra en narrar el devenir de unos bandidos dedicados a asaltar trenes y en rememorar viejas historias de grandes descubrimientos de metales preciosos que arruinaron a sus propietarios.

El Tesoro de Sierra Madre no deja de ser una advertencia sobre la avaricia del hombre blanco frente a la virtud del indígena para el que brilla “un sol de oro y una luna de plata” como sus más grandes posesiones. Traven critica también a la religión y a “la gente que explota la superstición de los ignorantes”. Como moraleja final, el esquivo escritor ensalza la virtud del corazón puro, del hombre agradecido frente al insulto del descastado, de los que solo hablan de negocios y desprecian la celebración de la vida.

Como Caín y Abel, Dobbs y Curtin se enfrentan a muerte por la posesión del oro encontrado en la mina. Entonces es cuando aparece el verdadero juez de los hombres. Aquel que va dentro de cada uno: la conciencia.

Esta novela, que se consagró y popularizó gracias a la fiel adaptación de John Huston, es todo un alegato en contra de la codicia y la ambición sin límites. Una crítica a la injusticia social.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, Reseñas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El tesoro de Sierra Madre

  1. archimaldito dijo:

    Espero tener el placer de poder leer la obra escrita, porque la obra cinematográfica, basada en ella, es magnífica, tanto en guión, como en dirección e interpretaciones. Fue la película que me convenció de lo buen actor que era Bogart.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, archimaldito.
      La película es bastante fiel a la novela. Quizás Huston es un poco más duro con los personajes, pero no se sale mucho del libro. Te recomiendo mucho la novela.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.