Tiempo Desarticulado

Tiempo Desarticulado
Philip K. Dick
Editorial: Editorial Edhasa
Colección: Clásicos Nebulae Edhasa
Traducción: Rubén Masera
Primera edición: octubre de 1988
Número de páginas: 288
ISBN: 84-350-2204-8
Precio: Descatalogado
Más info: Philip K. Dick en Wikipedia
Más info: Ediciones Edhasa

Texto de Contraportada

El héroe de Tiempo desarticulado es Ragle Gumm que vive del dinero que gana regularmente respondiendo a la pregunta-concurso de un periódico: “¿Dónde estará la próxima vez el hombrecito verde?”. Poco a poco, e insidiosamente, el sentido de la realidad de la familia Gumm empieza a desintegrarse. Una fotografía de Marilyn Monroe se vuelve irreconocible, porque en esta Norteamérica Marilyn Monroe no ha existido. Al fin Ragle llega a creer que es el centro del mundo, y lo es en verdad. Ragle no vive en 1960 sino en el año 1998, en medio de una guerra de desgaste entre la dictadura del “Mundo feliz” y los rebeldes que conspiran en la luna.

Reseña de Jack Moreno

Vic Nielson y su mujer Margo intentan sobrellevar la crisis económica que golpea a todo el país desde el final de la segunda guerra mundial. Suben los impuestos y cambian las modas de los jóvenes, pero a pesar de todo consiguen salir adelante con su pequeño negocio de alimentación. Con ellos vive Ragle Gumm, el hermano soltero de Margo. Aunque está desempleado, Ragle participa con bastante éxito en el concurso “¿Dónde estará la próxima vez el hombrecito verde?”que organiza un periódico local y que le ha procurado una gran popularidad.

Este pasatiempo matemático consiste en descubrir un acertijo bastante complicado a partir de una serie de pistas que ofrece el diario. Ragle dedica todos los días mucho tiempo y esfuerzo al concurso, que cada vez le supone un mayor nivel de implicación y dedicación para conseguir resolverlos sin error. Pero nunca falla; sus aciertos le han transformado en el famoso campeón del concurso y le reportan un cierto dinero con el que colabora en los gastos de la casa de su hermana y su cuñado.

Bill y Junie Black son sus vecinos. Una pareja un tanto pegajosa y pesada con la que pasan las noches cenando lasaña, jugando al póquer o discutiendo sobre si la curiosa forma de ganarse la vida de Ragle es un hobby o un trabajo serio. Una de esas noches, en medio de la partida, Vic se siente indispuesto y va al cuarto de baño en busca de pastillas. Durante un buen rato insiste en buscar a tientas el cordón del interruptor de la luz que cuelga en medio del baño. Sin embargo ese baño siempre ha tenido el interruptor fijo en la pared…

Días después Ragle y Junie Black deciden ir a darse un baño en una piscina. Ragle se acerca hasta un puesto de bebidas y pide un par de cervezas. Deposita unas monedas en el mostrador que comienzan a deslizarse a través de la madera y caen al suelo. Entonces el puesto se desvanece y aparece una pequeña tira de papel con tres palabras escritas: “puesto de bebidas”.

Ragle y Vic conversan a escondidas sobre estas goteras de la realidad, de las que ya han experimentado ambos cinco o seis episodios similares, y deciden investigar el porqué.

A todo esto se suma el descubrimiento realizado por el pequeño Sammy, hijo de Vic y Margo, en un descampado: varias revistas en las que aparecen fotos de actrices famosas pero totalmente desconocidas para ellos y unas extrañas guías de teléfonos con los números de todos sus abonados desconectados.

Tiempo desarticulado es una novela cuyo nivel de intriga va creciendo según se desarrolla la trama hasta alcanzar casi un aterrador suspense en el momento en que sus dos protagonistas deciden escapar de la ciudad en un camión robado, con su camionero secuestrado y con el temor de ser descubiertos y arrestados por la policía, el ejército o quienes sean los que están conspirando. Porque se trata, según ellos, de una realidad condicionada. ¿O es todo pura paranoia, quizás?

Esta novela, escrita en 1959, y que recientemente inspiró el argumento de la película “El show de Truman” del director Peter Weir, tiene similitudes con el relato “Artefacto Precioso” que Philip K. Dick escribiría en 1963 y en donde volvería a discutir el recurrente tema del “complot vs paranoia” y la dificultad de los protagonistas por atrapar la realidad, siempre esquiva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tiempo Desarticulado

  1. Jack Moreno dijo:

    Saludos,

    Como complemento a la lectura de esta novela recomiendo el ensayo “Usos de la locura en Cervantes y Philip K. Dick” del escritor Kenneth Krabbenhoff.

    El ensayo está traducido y en red.
    http://www.gigamesh.com/criticalibros/usosdelalocura.html

    Compara los personajes de Don Quijote y Ragle Gumm, la forma en como cada uno recrea su propia realidad.

    Bye !!!!

  2. Pingback: Mundo simulado, de Daniel F. Galouye | C

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s