El informe de Brodeck

El informe de BrodeckEl informe de Brodeck
Philippe Claudel
Editorial: Ediciones Salamandra
Colección: Narrativa
Traducción de José Antonio Soriano Marco
Ilustración de Getty Images
Primera edición: octubre de 2008
Número de páginas: 288
Precio: 16,50 euros
ISBN: 978-84-9838-186-3
Más info: Ediciones Salamandra

 
Texto de contraportada:

Galardonada con el prestigioso premio Goncourt des Lycéens 2007 e instalada en las listas de libros más vendidos desde su publicación, esta última novela de Philippe Claudel continúa la senda iniciada en Almas grises: la investigación de los claroscuros del alma humana.

Apenas ha transcurrido un año desde el final de la guerra cuando una muerte rompe la tranquilidad de un pequeño pueblo perdido en las montañas. El único extranjero del lugar, a quien llaman Der Anderer —el Otro, en alemán—, ha sido asesinado y todos los hombres de la localidad se confiesan autores del crimen. Todos menos Brodeck, quien recibe el encargo de redactar un informe sobre lo sucedido «para que quienes lo lean puedan comprender y perdonar». Así pues, Brodeck entrevista a los hombres más importantes del pueblo: el cura, el dueño de la fonda, el alcalde… Y cuando este último le advierte de que «no busque lo que no existe. O lo que existió, pero ya no existe», Brodeck comprende que no le conviene saber demasiado. Sin embargo, la redacción del informe lo obliga a interrogar y a interrogarse, lo que a la postre puede suponer una amenaza para él y su familia.

Considerado actualmente uno de los mejores novelistas franceses de su generación, Philippe Claudel renueva su exploración de los recodos más sombríos del ser humano y sus complejos mecanismos. Los escasos detalles sobre el lugar y el tiempo de la acción, el pausado relato del narrador y su peculiar voz, al límite de la ingenuidad, otorgan a la novela la dimensión de una parábola de enorme eficacia e intensidad, a la vez sombría y llena de esperanza.

Reseña de Jack Moreno:

Brodeck acaba de regresar al hogar después de vivir durante dos años la terrible experiencia de un campo de concentración. Pero su regreso no resulta tan tranquilo como le hubiera gustado. Si bien es recibido con inmensa alegría por sus paisanos, su madre, su mujer y su hija, los parroquianos de la fonda de Schloss quieren que deje de lado su actual ocupación como naturalista y se centre en la redacción de un informe.

A pesar de sus reticencias, Brodeck consiente el encargo y comienza a escribir el relato de la llegada al pueblo de un extraño personaje sin nombre ni origen: el Anderer. Pero también atiende en secreto un diario personal en el que describe como fue denunciado por sus propios vecinos, las humillaciones y las terribles condiciones de vida sufridas en el campo de concentración, su transformación en «el perro Brodeck», los olores, las ejecuciones, el fanatismo y la crueldad extrema de los guardias y el recuerdo de los amigos que por el sólo hecho de practicar una confesión diferente fueron arrestados un día para no regresar jamás. De esta forma, ambos relatos, en pasado y presente, se unen a lo largo de toda la novela hasta el punto de mezclarse entre sí para transformarse casi en una misma historia sobre la despiadada naturaleza humana.

Brodeck se entrevista con muchos de los habitantes del pueblo —el alcalde, el maestro, el porquero, el fondista, el curtidor, el sacerdote— mientras observa la forma en como la guerra les ha transformado, a pesar de no haber participado directamente en el conflicto. Es entonces cuando comienza a comprender el malestar surgido con la llegada del forastero, un personaje esquivo pero sincero que nunca consiguió ser aceptado por nadie.

El Anderer representa la falsa conciencia del pueblo, con apariencia vistosa y alegre, pero con la mirada vuelta, la expresión reservada y el alma amargada por la herida sin cerrar de la guerra. Cuando el forastero decide expresarse mediante dibujos, los habituales de la fonda de Schloss contemplan aterrados los verdaderos retratos de sí mismos, con sus miserias, sus vergüenzas y sus cobardías. El Anderer es certero y esto tiene sus consecuencias.

Philippe Claudel recrea unos personajes maravillosos, casi todos ya ancianos pero repletos de recuerdos, alegres y tristes. Almas atormentadas que en algunos casos han tenido que redefinir sus hábitos y su carácter tras la guerra, pero que en el fondo siguen cometiendo los mismos errores. Porque es la guerra la que hace surgir el monstruo del miedo, que cambia a los hombres y los conduce a las acciones más bajas y ruines haciendo germinar en ellos la semilla del odio. El propio sacerdote Peiper lo deja bastante claro cuando expone como el secreto de confesión le obligada a tener que escuchar y guardar para sí lo peor de cada uno: «Soy su cloaca», afirma.

Claudel es un narrador excelente y en esta novela, en la que en muchas ocasiones muestra imágenes duras y desagradables (pero reales), relata a la perfección la verdadera naturaleza del miedo, que en ocasiones nos hace mirar hacia otro lado y permite vía libre a los más terribles instintos. Con un final pesimista, en donde la huida parece ser la única solución, sólo se le puede criticar una pequeña falta de originalidad al seleccionar el tema de fondo de su novela, algo trillado ya, como fue la persecución de judíos durante la segunda guerra mundial. Aunque de vez en cuando no viene mal recordarlo.

En definitiva, una novela magnífica.
Un lectura más que recomendada.

Esta entrada fue publicada en Libros, Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El informe de Brodeck

  1. Luis Zazpe dijo:

    Completamente de acuerdo, uno de los autores más regalado por uno, tanto este libro como los otros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s