La torre de cristal

La torre de cristal
Robert Silverberg
Editorial: La Factoría de Ideas
Colección: Solaris Ficción nº 135
Traducción de Almudena Romay Cousido
Ilustración de Jim Burns
Primera edición: marzo de 2010
Número de páginas: 320
Precio: 20,95 euros
ISBN: 978-84-9800-536-3
Más info: Robert Silverberg en Wikipedia
Más info: Robert Silverberg en La Tercera Fundación

Texto de Contraportada:

Corre el siglo XXIII. La sociedad, tecnológicamente muy avanzada, ha explorado el espacio exterior, pero no se ha encontrado vida inteligente. Ahora, desde una estrella en Acuario, llega una señal persistente. Hay una voz en el vacío del espacio… y la obsesión de Simeon Krug es responder a ella. Krug es un agresivo empresario muy astuto amasando dinero, y ha usado todo lo que posee para construir una torre que se alza en el Ártico canadiense. Cuando esté terminada, apuntará a Acuario y él podrá establecer contacto. En la torre trabaja una raza de androides que Krug, inventor incansable, ha fabricado. Y estos lo idolatran. Pero Krug es un soñador excéntrico, y solo piensa en terminar la torre y en su momento de gloria, sin saber que es Dios para sus androides… ¡y que un Dios nunca debe fallarles a sus criaturas!

Reseña de Jack Moreno:

Simeon Krug quiere levantar la más colosal torre de comunicaciones nunca antes construida para poder hablar con las estrellas. La reciente e indescifrable señal recibida desde el espacio profundo, que se repite a intervalos regulares y sin ningún sentido matemático, supone un formidable desafío que está dispuesto a vencer. Pero para poder superar la enorme distancia que separa la Tierra de la galaxia emisora es necesario montar en la cúspide de la enorme aguja un poderoso rayo de taquiones. La exorbitante empresa, de coste casi incalculable, será sufragada gracias al magnífico imperio tecnológico de fabricación de androides del que es propietario Krug.

El descenso de la natalidad (Silverberg expone la idea del darwinismo social), el progreso de los anticonceptivos y la falta de mano de obra explican el gran éxito en la venta de androides, ahora más necesarios que nunca para la humanidad (y para Krug en su faraónica empresa).

La convivencia entre humanos y androides es cordial y pacífica aunque existe una clara segregación social entre los nacidos de un vientre y los nacidos de una cuba. Una tercera casta es la formada por los octógenos: aquellos gestados fuera del vientre humano, aunque a partir de óvulos y esperma naturales. Los androides, divididos en categorías —alfas, betas y gammas— según sus habilidades y conocimientos, mantiene un estatus de trabajadores esclavos al servicio de los humanos y propiedad privada de ellos.

La religión androide levantada en torno a la figura de Krug, dios todopoderoso, que promulga la liberación a través del trabajo y la oración, comienza a tambalearse con la aparición de un partido político agitador y violento que persigue la igualdad entre androides y humanos.

Manuel, el heredero del imperio, un tanto distante de los proyectos y las ambiciones de su padre, es atraído por los androides para que conozca la verdadera realidad de su existencia. Así descubre la sociedad de los gammas con fallos de diseño. Escondidos en barrios apartados, sobreviven intentando superar sus enfermedades y adicciones. El joven Krug comprende la humanidad de las creaciones de su progenitor: en la sociedad androide todos tienen su sitio, todos son respetados y nadie es excluido a pesar de sus imperfecciones.

La torre de cristal aborda varios temas presentes en la novela DADOES de Philip K. Dick y en la propia película Blade Runner de sir Ridley Scott como son el hecho de que los androides demuestran en su comportamiento ser más humanos que los propios humanos. El descubrimiento de la naturaleza cruel del demiurgo o los conceptos marxistas de alienación y conciencia de clase también se dan cita en esta magnífica novela de Robert Silverberg.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficción, Libros, Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La torre de cristal

  1. ¡Gracias, buena reseña!

  2. Pingback: La torre de cristal | Rescepto indablog

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s