Muñecos Cósmicos

Muñecos Cósmicos
Philip K. Dick
Editorial: Vértice
Colección: Galaxia nº 46
Traducción de Fernando M. Sesén
Ilustración de Scholler
Primera edición: marzo de 2010
Número de páginas: 224
Precio: descatalogado
Más info: Philip K. Dick Bookshelf
Más info: Philip K. Dick en Wikipedia
Más info: Philip K. Dick Official Site

Reseña de Jack Moreno:

Tras dieciocho años de ausencia, Ted Barton decide volver a Millgate, la ciudad que le vio nacer y que dejó siendo un niño. A pesar del largo tiempo transcurrido desde su partida, no es capaz de recordar nada de lo que observa, asombrado, desde su coche. Aunque reconoce la disposición de las calles y los parques, los nombres de las avenidas y las actividades de los negocios parecen haber cambiado. Todo está ahora más deteriorado, abandonado. Tras consultar a varios peatones y tenderos, nadie acierta a responder a sus preguntas. Nadie le recuerda ni saben de qué está hablando.

En las oficinas de un periódico local accede al archivo histórico y descubre en la sección de estadística una mención al día de su nacimiento y a sus padres, aunque la dirección postal está incorrecta. Un poco más abajo lee la noticia de su propio fallecimiento, a muy temprana edad, por escarlatina. Ted decide quedarse en una pensión para descubrir el misterio que rodea a la ciudad y a sus extraños habitantes.

Philip K. Dick consigue mantener cierta intriga en torno a Millgate hasta bien avanzada la novela. Es entonces cuando Ted Barton comprende que una barrera invisible impide salir a nadie de la urbe. Y también entrar.

Tras ganarse la confianza de Mary Meade y Peter Trilling, unos niños de extraños comportamientos y aficiones, Ted descubre que la bruma de irrealidad que cubre el valle es en realidad un ser inmenso y atemporal que se ha adueñado de la vida de sus habitantes, transformándolo todo. William Christopher, un viejo borrachín, asegurar recordar, al igual que Ted, cómo era todo antes del cambio, hace dieciocho años. Escondido en un destartalado almacén que antes fue un espléndido taller, Christopher ha conseguido construir una máquina capaz de revertir las cosas a su estado original, pero sólo durante unos pocos minutos.

Por todas partes comienzan a aparecer extraños vagabundos que atraviesan paredes, igual que fantasmas. Sombras que recorren la vieja ciudad sin cesar, buscando los caminos que han desaparecido, viviendo en casas que ya no existen.

Dick presenta en esta novela temprana una lucha cósmica entre dos grandes entidades contrapuestas, dentro un ambiente de suspense y aventura en donde mezcla la ciencia-ficción con el terror, todavía bastante influido por autores como A. E. Van Vogh, pero en donde se adivina algunos de los elementos que desarrollará más tarde en novelas como Ubik.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.