Roma Eterna

Roma EternaRoma Eterna
Robert Silverberg
Editorial: Minotauro
Colección: Ucronía
Traducción de Emilio Mayorga Calabuig
Primera edición: octubre de 2006
Número de páginas: 400
Precio: 18 euros
ISBN: 978-84-450-7610-1
Más info: Ediciones Minotauro
Más info: Robert Silverberg en Wikipedia

Reseña de Jack Moreno:

Los historiadores romanos dataron el año 753 a.C. como el de la fundación de Roma, refiriéndose al designar un año cualquiera como ab urbe condita (desde la fundación de la ciudad). La civilización romana —monarquía, república e imperio— duró en torno a 1200 años, ya que el final del imperio culminó en el año 476 d.C. (nota: el Imperio de oriente se prolongó hasta el año 1453 con la caída de Constantinopla).

Estas son las fechas reales; Silverberg nos propone otras.

El autor neoyorquino deja claro que se trata de una ucronía al relatar el fracaso de la expedición —el Éxodo— que un grupo de hebreos liderados por un caudillo carismático llamado Moisés sufrió al intentar marchar en pos de la tierra prometida, sin lograr el objetivo de liberarse de su esclavitud en Egipto. De haber tenido éxito, discuten varios personajes al comienzo de la novela, el Imperio habría sufrido la llegada de una nueva religión, un nuevo culto que habría transformado la forma de vida de los romanos y quizás el destino del mundo entero.

Silverberg escribe el devenir alternativo de la civilización romana desde el respeto a algunos de los sucesos históricos reales, como la división del Imperio, pero fabulando desde un enfoque más o menos lógico sobre cómo habría sido su perpetuación en el tiempo más allá de la caída real de Roma (el último emperador de occidente fue Rómulo Augústulo, hasta el año 476 d.C.). La novela se divide así en una serie de episodios independientes —fix-up— que narran sucesos plausibles de esta gran civilización hasta alcanzar el sueño de propagarse por las estrellas.

El primer capítulo de la novela presenta la llegada del embajador griego Menandros a la ciudad imperial en busca de una alianza matrimonial que sirva también como unión para reforzar los ejércitos del norte en su lucha contra las hordas bárbaras. Las intrigas políticas que aparecen al comienzo de la novela ayudan a comprender cómo funcionaba el complicado proceso de sucesión imperial mientras se describe con gran detalle los bajos fondos de la ciudad y las distintas clases sociales.

Tras la victoria en el norte, es el emperador de occidente el que ayuda al de oriente a deshacerse de los persas. Sin embargo, todo esto provoca un hecho inesperado: sin enemigos exteriores, ambos imperios empiezan a competir entre sí.

El enviado romano Córbulo llega a las fronteras más orientales del Imperio para investigar un nuevo culto que está tomando fuerza en la tierra de los sarracenos. El líder Mahmut tiene intención de propagar la religión del dios único entre su gente, lo que supone una grave amenaza para Roma. A su vez, en la otra punta occidental, se prepara una oleada de ataques para conquistar las temibles y distantes tierras de México. El nuevo continente, bautizado como Nova Roma, supondría una gran ventaja para el Imperio de occidente frente al Imperio de oriente en su pugna por el control del mundo. Pero el deseado oro de Perú se encuentra ya en manos del rey Olao, un jefe nórdico despiadado y tenaz enemigo de Roma, el primero en llegar desde el viejo continente.

Mientras tanto, en la península italiana resulta inevitable la guerra fratricida y es el emperador de oriente el que vence entrando victorioso en la ciudad eterna. Pero poco durará el control griego en occidente: Unos años después el Imperio vuelve a reunificarse y sobreviene una época de paz (Pax Romana) y de prosperidad con la llegada de grandes descubrimientos como la pólvora, la imprenta o la circunnavegación el globo terráqueo. A pesar de todo esto, según aumenta la riqueza de Roma los emperadores se vuelven más despilfarradores y los administradores más corruptos. Se suceden revoluciones internas —un guiño a la Revolución francesa y su Terror—, con ejecuciones y purgas desmedidas. Aparece con timidez la idea de la democracia y el fin de la clase de los patricios. La vieja República vuelve a atisbarse en el horizonte mientras un segundo éxodo por parte de los hebreos parece estar tomando forma. Un viaje a las estrellas.

Robert Silverberg, más conocido por sus novelas y relatos de ciencia ficción y por los que ha recibido infinidad de premios, es también un gran apasionado de la historia. Suyo es el ensayo Ciudades perdidas y civilizaciones desaparecidas, por citar un ejemplo.

En esta novela realiza su particular homenaje a la civilización romana sin grandes pretensiones a la hora de imaginar grandes cambios, intuyendo que la historia de Roma, de no haber tenido el final que todos conocemos, habría sido una sucesión constante de caídas y resurgimientos de los que siempre habría conseguido salir a flote. Por otro lado, la novela sí resulta una pequeña decepción para todos los que esperábamos encontrarnos con más contenido fantástico al imaginar el estandarte de las cuatro letras SPQR (El Senado y el pueblo romano) clavado sobre la superficie de algún planeta lejano. En otra ocasión, quizás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficción, Libros, Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Roma Eterna

  1. Pingback: Literatura Prospectiva

  2. ioan dijo:

    ayer he dejado un pequeño comentario aquí. lo siento si he dicho algo que ha podido molestar porque no veo otro motivo para que lo borres. saludos y, en cuanto leas esto, bórralo también.

  3. ioan dijo:

    hola jack. es difícil plasmar una historia que se desarrolla a lo largo de miles de años. poul anderson en ”la nave de un millón de años” usa el recurso de la inmortalidad para tener los mismos personajes y dar la sensación de continuidad y clifford simak en ”la ciudad” sigue el destino de una familia, los webster, con el mismo propósito, creo. estoy segurísimo de que estarás de acuerdo conmigo sobre la mejor ucronía: ”el hombre en el castillo”. no sé si te voy a sorprender con una recomendación en el género de la ucronía (para mí ha sido una sorpresa fantástica), espero que si. se trata de un libro escrito por el mismísimo philip roth titulado ”la conjura contra américa” -un presidente estadounidense filonazi y antisemita, lindbergh, el piloto, y los problemas de una familia judía bajo estas circunstancias. saludos.

  4. ioan dijo:

    me apunto las dos, gracias.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.