Colección Wyndham en The Folio Society

The Folio Society acaba de presentar un magnífico estuche con tres de las obras más importantes del escritor británico de ciencia ficción y horror John Wyndham.

Fotografía Colección Wyndham

Esta edición de coleccionista está compuesta por las novelas El día de los trífidos (1951), Los cuclillos de Midwich (1957) y Las crisálidas (1955). Cada libro cuenta con siete ilustraciones a color realizadas por el artista Patrick Leger además de varias introducciones a cargo del escritor de ciencia ficción y vicepresidente de la Sociedad H. G. Wells Adam Roberts.

Sinopsis de las obras:

En la emblemática El día de los trífidos, unos extraños meteoros verdes dejan ciegos a todos los humanos que los ven, y las monstruosas plantas artificiales conocidas como «trífidos» ven la oportunidad de destruir a sus señores. Los cuclillos de Midwich nos introduce en un pueblo adormecido en el que todas las mujeres en edad fértil se quedan repentinamente embarazadas, y su inquietante progenie nace con pelo rubio, ojos dorados y siniestros poderes de telepatía. En el futuro postapocalíptico de Las crisálidas, la comunidad agrícola de Waknuk está gobernada por fundamentalistas puritanos que consideran que cualquier mutación es obra del diablo, pero el cambio no puede mantenerse a raya para siempre.

John Wyndham Parkes Lucas Beynon Harris nació en Warwickshire (Inglaterra) en 1903. Tras estudiar en Devon y Hampshire, Wyndham trabajó en publicidad, derecho y arte comercial antes de escribir su primera novela, The Curse of the Burdens (1927), al tiempo que vendía relatos cortos a revistas de ciencia ficción norteamericanas como Wonder Stories y Amazing Stories. La Segunda Guerra Mundial interrumpió temporalmente su carrera de escritor, ya que Wyndham trabajó en el Ministerio de Información y posteriormente sirvió en el Real Cuerpo de Transmisiones. La guerra terminaría influyendo de forma decisiva en toda su posterior producción.

Los cuclillos de Midwich tuvo una adaptación cinematográfica en 1960 a cargo del realizador alemán Wolf Rilla. En 1995, el director John Carpenter realizó un remake del film.

Podéis leer mi reseña de El día de los trífidos, aquí: