El Manantial

El manantial
El Manantial
Alejandro Castroguer
Editorial: Dolmen Editorial
Colección: Línea Z
Primera edición: mayo de 2012
Ilustración de Alejandro Colucci
Corrección de Martín Castaño
Número de páginas: 343
Precio: 17,95 euros
ISBN: 978-84-15296-49-2
Más info: Dolmen Editorial
Más info: Dolmen Editorial Línea Z

Texto de contraportada:

Quince años después de la Noche del Desastre, sólo quedan las ratas y la apuesta por la supervivencia (stop). La Enfermedad ha resultado peor que el mismísimo Diluvio bíblico (stop). Los vivos bastante tienen con conservar el pellejo (stop). En un instituto medio abandonado en mitad de una ciudad fantasma sobreviven Abel y Verona (stop). Eran unos críos cuando sucedió el Desastre (stop). Quince años después se han convertido en dos verdaderos hijos de puta (stop).

Reseña de Jack Moreno:

Abel y Verona llevan quince años sobreviviendo en silencio y en solitario a la Noche del Desastre. Recluidos en un viejo instituto que representa su universo conocido, intentan sobrellevar sus penosas vidas sin alertar a los infectados que duermen, aletargados, en la planta baja del edificio. Las criaturas descansan sin moverse durante semanas, incluso meses, reduciendo al mínimo su metabolismo hasta que los dos jóvenes deciden despertarlos para pasar un día de asueto con ellos.

La pareja, que ha crecido en ausencia de sus progenitores y alimentándose con carne de rata y con lo poco que sacan de un pequeño huerto dispuesto en la azotea del instituto, ha ideado todo tipo de divertimentos macabros en el que el blanco de sus pesadas bromas no son otros que los propios zombis y algún que otro superviviente.

De esta forma, «la noche de euforia», «el bautismo», «la llamada telefónica» o «la evangelización» se han convertido en crueles juegos de niños practicados por mayores en un intento fallido por dar sentido a unas vidas vacías y sumidas en la ignorancia.

En efecto, en Abel y Verona la crueldad infantil parece haberse recrudecido durante la adolescencia y perfeccionado en su recién estrenada etapa como adultos, en donde además ha hecho aparición una extraña desviación social en forma de violencia sexual extrema. La perversión por practicar sexo junto a los infectados, el morbo de ser observados por los zombis durante el acto sexual, parece atraerles con fuerza.

Aunque en el cine es habitual, resulta muy infrecuente encontrase con una advertencia en la portada de un libro alertando sobre la presencia de escenas de violencia extrema y sexo explícito. En la novela de Alejandro Castroguer, este aviso no es en vano: el volumen incorpora dilatadas escenas de ensañamiento físico muy duras; todo un exabrupto macabro de casquería zombi no recomendado para todos los públicos.

Y es que los instrumentos no han podido ser elegidos de mejor manera: un martillo de 5 kilos y unas tijeras de podar. Casi nada.

Al severo lastre del analfabetismo se les une también la ausencia de un aprendizaje mínimo de las habilidades y conocimientos básicos que ostenta cualquier ser humano. El déficit social empuja a Abel y Verona a desconfiar e incluso a atacar a los pocos supervivientes que tropiezan con el instituto en su vagabundeo sin destino; es entonces cuando la tortura y el canibalismo hacen acto de presencia.

Tal y como mostraba William Golding en su relato «El señor de las moscas», la ausencia de un adulto que sirva como modelo puede provocar en los más jóvenes el retroceso a la más absoluta barbarie. Sin educación, sin cultura, sin valores y sin civismo alguno, los dos protagonistas se han transformado en dos monstruos amorales y sin escrúpulos para los que el incesto, la violación o la tortura no suponen ningún remordimiento de conciencia.

El Manantial, a pesar de todo lo reseñado hasta ahora, es una gran novela que puede resultar muy interesante y recomendable para ese tipo de lector que desconfía por naturaleza de este género tan en boga. Porque es cierto que los zombis ocupan un lugar secundario, forman parte de un decorado, son actores de reparto frente a los dos verdaderas y desgraciadas alimañas de la novela.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El Manantial

  1. enedenando dijo:

    Muy interesante historia :)

  2. irenebergman dijo:

    No soy de zombies (es raro porque me gusta casi de todo, pero ni los zombies ni las armas biológicas me suelen gustar), pero según dices está bien para principiantes en este tipo de novelas. La tendré en cuenta. Saludos.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, irenebergman.

      Resulta interesante el duro planteamiento que propone el autor para los dos supervivientes, unos jóvenes que han tenido que afrontar su destino sin la ayuda ni el consejo de nadie. Como no podía ser de otra manera, rodeados de monstruos, el mismo monstruo también ha aflorado en ellos. Seguro que te gustará.

      Bye !!!!

  3. La portada es francamente buena. El tema es duro pero depende de la calidad del autor que la obra sea además interesante, aunque ya dices que el contenido es excelente. “El señor de las moscas” de W. Golding me gustó mucho en su momento, está magníficamente escrita (Le dieron el Nobel) y planteaba esa falta de referentes, la vuelta a lo primitivo, la vida salvaje y “el nuevo orden social” que se irá imponiendo para sobrevivir.Muy interesante tu blog.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, barbaragarciacarpi.
      En efecto, el autor aporta contenidos interesantes para reflexionar sobre lo que supone crecer solos (Abel y Verona) y rodeados de barbarie. El contexto zombi está presente pero no es tan importante, en mi opinión. La cierto es que es una novela excelente.

  4. Muy buena reseña y por lo visto, buen tema el de “El manantial”. A parte de “El señor de las moscas”, esto de cómo el ser humano puede descender a los más bajos instintos me recuerda un poco “El ensayo sobre la ceguera” de Saramago. Es increíble cómo podemos desviarnos por completo de la razón cuando nos falta un sentido como la vista, en este caso, cuando dos niños crecen sin un modelo a seguir. By the way, gracias por seguirme.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Moisés.
      La educación lo es todo. Sin ella no hay civismo y aflora la barbarie; termina la civilización. Esto es un poco lo que les ocurre a Abel y Verona. Muchas gracias por tu comentario.
      Por cierto, muy bueno tu blog.

  5. Alejandro Castroguer dijo:

    He de agradecer a Jack el tiempo invertido en esta perversión que he escrito. Veo con agrado que la ha entendido perfectamente. Un saludo al resto de lectores.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Alejandro.
      Un honor tenerte por aquí. Enhorabuena por este magnífico trabajo.
      No sé si habré acertado con la reseña, pero lo que sí es cierto es que he disfrutado mucho con la lectura de tu novela. Esperamos más… perversiones tuyas.

  6. La Niebla - Blog de cine dijo:

    Muy interesante propuesta. Sin ningún tipo de censura, se describen al detalle y con brutalidad las peores torturas reflejo de la decadencia humana, si bien son más fáciles de digerir cuando las recibe un no-muerto que cuando van dirigidas a un ser humano,(creo que lo tomamos con mayor pasividad, ni nos despeinamos), y con esa perversa mezcla entre sexo y religión, paralelando ritos religiosos como la extremaunción o el bautismo, con otros ritos que solo el hecho de pensarlo escandalizarían a cualquiera. Seguiremospendientes de las recomendaciones de Jack. Saludos.

  7. tierrayagua3232 dijo:

    Hay tantos zombies , que pasan por vivos que nos asombraríamos de lo real de la historia, por otra parta el sexo y la religión siempre han coqueteado más de la cuenta , aunque ambas partes nunca lo reconocerían. Nada más libidinoso que un religioso no crees? :)
    Gracias por pasarte, chido Weekend for you ;)

  8. Pingback: Sherlock Holmes y el caso de los ocho estómagos | Blog de Jack Moreno

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s