Barbagrís

barbagris
Barbagrís
Brian W. Aldiss
Editorial: Bruguera
Colección: Nova Ciencia Ficción nº 9
Primera edición: marzo de 1977
Ilustración de Scevola
Traducción de María Teresa Segur Giralt
Número de páginas: 315
Precio: descatalogado
ISBN: 978-84-02-05080-9
Más info: Brian Aldiss Science Fiction Grandmaster
Más info: Brian W. Aldiss en Wikipedia
Más info: Brian W. Aldiss en Goodreads
Más info: Brian W. Aldiss en ISFDB

 
Texto de contraportada:

En el año 2029 Barba Gris, a sus cincuenta y cinco años es todavía un joven entre los supervivientes de la catástrofe atómica de 1981. Aniquilada la civilización actual, la Humanidad, incapaz de reproducirse por los efectos de la radiación nuclear, arrastra una existencia miserable. Sólo Barba Gris y Martha mantienen una esperanza que parece materializarse en el tierno y poético desenlace.

Reseña de Jack Moreno:

Junto al margen del río Támesis, el aislado poblado de Sparcot ofrece albergue a un centenar de personas, todas ellas venidas de diferentes lugares, huidas del desastre atómico y en busca de un sitio seguro en el que poder refugiarse. Algy Timberlane, apodado Barbagrís, es uno de los guardias que se dedica a vigilar lo que ocurre más allá de los límites de la pequeña villa velando por la seguridad de los suyos.

Los habitantes de Sparcot son todos ancianos, personas mayores temerosas de los chismes que cuentan los buhoneros que viajan por las carreteras abandonadas del condado. Corre el rumor entre ellos sobre una posible invasión desde el norte por parte de los escoceses. Igualmente, desde lo más profundo de la espesura, los animales salvajes han empezado a avanzar imparables reclamando las tierras que antaño fueron suyas. Y para empeorar todavía más las cosas, la superstición parece haber aflorado entre los más mayores: hay quien susurra sobre la presencia en los bosques de gnomos, duendes y otras criaturas fabulosas.

Las pruebas nucleares llevadas a cabo en el espacio a principios de la década de los ochenta provocaron la esterilidad de los mamíferos superiores (incluido el ser humano) pero algunas especies pequeñas, como los armiños, parecen no haberse visto afectadas por la radiación.

A pesar de los achaques propios de su edad, las gentes de Sparcot sobreviven cazando pequeñas presas en el bosque y confeccionando sus ropas a partir de viejas cortinas y alfombras raídas. Sus conversaciones versan sobre el pasado y en todos ellos se atisba el miedo y un palpable pesimismo sobre su destino.

En el transcurso de una tranquila jornada, los guardias lanzan una señal de alarma al divisar una embarcación deslizarse por el curso del río. Deciden abordarla como medida de seguridad, pero en su interior solo encuentran enfermos nonagenarios que dicen huir de una plaga de armiños que ha invadido el tramo superior del Támesis. La noticia produce una gran revuelta en el poblado. Es entonces cuando Barbagrís toma la decisión de abandonar Sparcot y emprender un viaje río abajo acompañado de su mujer y de otros tres ancianos.

La travesía por el río supone para Algy Timberlane la confirmación de sus peores presagios: no hay relevo generacional.

Tras dejar atrás una granja abandonada, y siempre en busca de un signo de renacimiento que parece no llegar, el grupo sigue su marcha por el río hasta toparse con el octogenario Norsgrey, un hombre un tanto excéntrico y alejado de la realidad que afirma tener más de 200 años de edad. Deciden detenerse por un tiempo en la feria de Swifford, donde los productos más vendidos son los tónicos de rejuvenecimiento, los amuletos contra la impotencia y los preparados contra el reuma. Allí Barbagrís contacta con el disparatado doctor Jingadangelow, un farsante que cree haber descubierto un tratamiento para prolongar la vida.

Brian W. Aldiss introduce el recurso del flashback a lo largo de todo el relato y en capítulos alternos para narrar la dura infancia de Timberlane, el colapso de la civilización inglesa, la aparición de los señores de la guerra y las diferentes epidemias y hambrunas surgidas justo después del desastre nuclear.

El propio Aldiss reconoce que la novela «Barbagrís» está muy influida por la obra de Thomas Hardy, un poeta y novelista inglés cuyas narraciones, profundamente pesimistas, suelen estar protagonizadas por personajes que luchan sin pausa contra un entorno hostil e implacable. De igual forma, el editor y crítico David Pringle, que incluye a «Barbagrís» dentro de su conocido ensayo de Las 100 Mejores Novelas de Ciencia Ficción, intuye ciertas semejanzas con la novela «After London» del escritor victoriano Richard Jefferies, un libro que plantea un Londres barrido por un gran cataclismo y en el que la naturaleza parece apoderarse de la ciudad.

Aldiss concluye la novela con un final agridulce en el que una generación de seres humanos se ve en la obligación de tener que afrontar su propia extinción, aunque con la esperanza de un resurgimiento futuro que permanece oculto en lo más profundo del bosque, esperando su hora, evitando el contacto pernicioso con los mayores.

Barbagrís es otra de las grandes novelas de la tradición británica de la ciencia ficción catastrofista, a la par junto a la obra de autores como J.G. Ballard, John Christopher o John Wyndham.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, Reseñas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Barbagrís

  1. irenebergman dijo:

    No la conocía y me ha llamando muchísimo la atención.
    La apunto para leerla!
    Saludos.

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, irenebergman.
      Esta es una de esas novelas poco conocidas de ciencia ficción y que parecen destinadas a no ser reeditadas por alguna ignota razón. Te la recomiendo mucho.

  2. Vicente FG dijo:

    Hola, empezando a leer la reseña me recordaba una película de animación titulada When the wind blows en la que una pareja de ancianos se aislaban del mundo ante una inminente catástrofe nuclear. Luego he visto que la trama es bastante más compleja y sugerente. Si la pones a la altura de “el día de los trífidos” merece la pena su lectura. Un saludo

    • Jack Moreno dijo:

      Saludos, Vicente FG.
      No conozco la película que citas, aunque parece bastante interesante el argumento.
      La novela está a la altura de las obras de John Christopher y John Wyndham.
      Te la recomiendo.

  3. Vicente FG dijo:

    Saludos, te dejo un enlace si es de tu interés. Yo la recuerdo por la banda sonora, que tuvo bastante aceptación. Un saludo http://www.filmaffinity.com/es/film920396.html

  4. Pingback: Barbagrís | Rescepto indablog

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.